Reforestación

 

El árbol del cacao es un buen cultivo para reforestar terrenos ya que aporta gran cantidad de materia orgánica a los ecosistemas y beneficia la conservación de la flora y fauna del suelo. Como posee una raíz pivotante, ayuda a retener y proteger los suelos inclinados.

 

Los bosques de cacao de nuestros productores no sólo producen el mejor cacao, sino que también soportan una amplia variedad de biodiversidad.